Alan Stokes

Alan Stokes

Este británico de Cornwall, tres veces campeón de surf, estrella de cine y comprometido con el medio ambiente, destaca por su talento y su espíritu inquieto. Sin duda, el CLIFF es capaz de seguir este ritmo vertiginoso

Alan, ¿qué significa viajar para ti? ¿Cazar la ola o también disfrutáis del viaje?

Es mucho más que perseguir la ola. Por lo general me gusta conducir, pero viajas con la camper te liberas de muchas cosas, solo avanzas. Me gusta estar siempre en movimiento y no saber lo que te vas a encontrar después de la próxima curva. Es perfecto tener una casa móvil y poder dejar las preocupaciones atrás.

¿Entonces Cliff es el modelo perfecto para surfistas?

Si, exacto. Te permite ser completamente flexible. No te imagines cuántas cosas puedes guardar. Está todo muy bien pensado y siempre descubro detalles nuevos. Aun teniendo tanto espacio de almacenamiento es compacto y maniobrable. Me ha sorprendido mucho. Nos movemos por carreteras de costa muy estrechas y aparcamos muchas veces en calas pequeñas lo que hace imprescindible que sea muy manejable.

¿Os perdéis alguna vez por el interior o siempre os quedáis en la costa con la vista permanente al mar?

Eso es cierto, como surfista te gusta estar cerca de la costa. Pero dentro de poco, por ejemplo, nos vamos de Múnich a Portugal para dirigir talleres de Surf & Yoga y el camino también transcurre por el interior. Me apetece mucho, pero seguro que llegando al sur de Francia el camino nos llevará directamente al mar.

¿Os llevaréis muchas cosas Philly (la mujer de Alan) y tú, o sois más bien minimalistas?

Más bien minimalistas, Philly incluso más que yo. A mí me gusta estar preparado para todo tipo de olas y llevarme todo un arsenal de tablas y accesorios, ella siempre los vuelve a descargar. No somos grandes compradores. Neo, esterilla de yoga y algo de ropa. Estoy pensando en cambiar mi guitarra por un ukulele…

¿Qué música escucháis?

Folk. Canciones de autor.

¿Tienes algún lugar preferido?

Uno preferido, no, pero en el norte de España hay lugares de costa sensacionales, apartados y preciosos.